Joinup

Blog

¿Qué le dirías a tu YO de 20 años?

¿Qué le dirías a tu YO de 20 años?

Vamos a hablar de cine. Hay una película, Dos vidas en un instante, que compara dos “opciones” de vida de la protagonista a partir de un hecho sin importancia: coger o perder un tren. Desde ese momento las dos vidas se separan y cada una toma un rumbo.

Otro clásico en la materia es Frequency, en este caso un chico de 30 años logra contactar por radio con su padre, ya fallecido, cuando este también tenía 30 años. Un salto en el tiempo y unas conversaciones que le indican qué decisiones tomar para evitar un final trágico.

Salimos del cine. Ahora, confiésalo, aquí entre nosotros, seguro que tú también te has preguntado qué habría pasado si hubieras hecho o dejado de hacer (elige el qué). ¿Estarías aquí ahora? ¿Tu vida sería igual/mejor/peor? Este juego de imaginación lo hacemos todos. Luego, con el tiempo, te das cuenta de que es más complicado de lo que parece: los errores también te han traído hasta aquí y detrás de ellos hubo grandes momentos… ¿prescindirías de ellos?

En el mundo laboral pasa lo mismo, pero quizás ahora, con la sabiduría que nos dan los años y la experiencia, sí podríamos decirnos a nosotros mismos algo de valor, una pequeña pista que nos ayudara a sentirnos mejor, a cambiar una decisión o, simplemente, darnos un abrazo y decirnos que lo estamos haciendo bien.

Hemos pensado en ello y les hemos preguntado a algunos de nuestros clientes.

Isabel Rubio Atlantic - Copper

Imagina: estás tomándote un café con tu YO de 20 años, ¿qué le dirías?

1- Por favor, escucha sin pensar en tu (ocurrente) respuesta: nunca pienses que sabes más que el que tienes delante, nunca pienses que puedes opinar de todo.

2- Dicen los canteros que una piedra se rompe en el golpe 100, pero no porque ese golpe sea maestro, sino gracias a que antes se dieron 99.

3- Para lograr el éxito tienes que tener la disciplina necesaria para entrenar las pequeñas cosas todos los días. Sí, lo siento, también esas que ya sabemos que no nos gustan.

4- ¿Te imaginas remar sin tocar el agua? Entiende, desde ya, que no vale de nada hacer un gran esfuerzo; tienes que apretar justo en el punto de palanca para lograr el resultado que quieres.

5- Tienes que ser capaz de hacer algo (bien) incluso cuando no quieres hacerlo. Lo siento, pero te voy a hacer spoiler: no todo va a ser apasionante, pero sí lo serán muchas partes del camino.

José Luis Daza - FCC

6- Esto no va solo de talento, no te creas un iluminado: si quieres lograrlo, tienes que tener la paciencia que otros no tienen. Eso va a ser lo verdaderamente definitorio.

7- Olvídate de competir, de verdad, lo GRANDE lo vas a conseguir cuando te tragues el ego y colabores.

8- Especialízate, no puedes ganar el oro olímpico en todas las disciplinas. Piensa en eso que te apasiona y ¡a por ello!

9- No alardees de tu sacrificio o mejor: no seas un sacrificado y, por supuesto, no esperes que te lo premien. Si te sacrificas estás haciendo las cosas mal. ¡Disfruta el viaje, en todos los sentidos!

Rosa Maria Limones - Acciona

Podríamos seguir y seguir, es un tema que da mucho de sí, pero en algún momento tenemos que parar. Hemos reflexionado con algunos de nuestros grandes clientes (no todo va a ser trabajar) y ha sido muy enriquecedor. Queda pendiente volver a hacerlo dentro de 20 años. ¿Qué nos diría ese yo mayor? ¿De qué cosa se reiría que ahora nos parece un drama? ¿En qué nos insistiría que nos focalizáramos?

Apuntad en la agenda (dios sabe en qué plataforma digital, ya mandaremos convocatoria telepática, supongo). Nos vemos, aquí mismo en 2043.

Otras historias interesantes