Joinup

Blog

Y tú, ¿por qué trabajas?

Y tú, ¿por qué trabajas?

El coraje es la única virtud que no se puede fingir, ni imitar. El coraje viene dado muchas veces por la motivación. ¿Qué hace que te motives cada día para trabajar? ¿Qué hace que en los días de nubes mentales te sobrepongas y logres dar lo mejor de ti mismo?

MOTIVACIÓN

La motivación es la clave. La liebre corre más rápido que el zorro, porque la primera corre por su vida y la segunda lo hace por su cena. Tiene mucho menos que perder.

No trabajamos por nuestra supervivencia, o no en el mismo sentido que corre la liebre, pero sí es necesario identificar eso que nos sirve de impulso, que evita que caigamos en el letargo. Ojo con esa desidia no llega de pronto, se va adueñando de nosotros, de puntillas… Vamos bajando el listón, poco a poco nos conformamos con menos, y, cuando nos queremos dar cuenta, ya no somos los mismos.

Y tu por que trabajas

ESFUERZO

Pero como todo, la motivación hay que trabajarla y a veces domesticarla. No nos engañemos: la única forma de mantenernos motivados es obligarnos a seguir y seguir, y esperar que la repetición nos lleve a la motivación. Muhammad Ali decía: “no cuento los abdominales que hago. Sólo empiezo a contar cuando empieza a doler, esas son las que importan. Eso es lo que te convierte en un campeón”.

No es cuestión de sufrir (en serio, sería un muy mal síntoma), pero sí de saber que la parte fácil es la que consigue todo el mundo, es cuando acometemos la parte dura (los últimos metros que requieren mentalidad alpinista) cuando realmente nos diferenciamos. Otra cita que viene muy al caso: “el camino fácil no te llevará a las mejores vistas”. *Nota: acumula todas estas frases en tu disco duro mental, para cuando lleguen los días grises.

Y tu por que trabajas

BE WATER

Pero esto de trabajar no puede ser un combate. Es primordial trabajar con optimismo (incluso alegría, llamadnos locos) y, para eso, hay que asumir el cambio como parte de la vida. Hay que coger las olas en vez de en enfrentarse a ellas.

Eso de que lo importante suele ser estable, lo accesorio voluble, ya no vale. Debemos adaptarnos a la velocidad de estos tiempos, manteniendo los pies en la tierra, claro está, y recordando que uno puede elegir mirar el mapa o el territorio. El primero permite versiones y adaptaciones, pero no es fiel. El segundo es la vida misma.

Coraje + Motivación + Esfuerzo + Flexibilidad = un trabajo (tarea) que nos permita crecer como personas y vivir plenamente.

Otras historias interesantes